jueves, 24 de marzo de 2011

Créditos Documentarios: Publicación 500 vs.Publicación 600


El crédito documentario ha sido uno de los instrumentos legales y comerciales que mayor desarrollo práctico ha alcanzado a nivel internacional tanto en los procesos exportadores como en las diversas transacciones financieras. Así mismo, su régimen normativo se ha consolidado de una manera técnica y sus principales términos y procedimientos han sido precisados, en especial, por las Reglas y Usos Uniformes relativos a los Créditos Documentarios (RUU) de la CCI, así como por otros instrumentos jurídicos de carácter internacional.

Según cifras de la Cámara de Comercio Internacional, el crédito documentario es utilizado en el quince por ciento (15 %) de las transacciones de comercio internacional, por un monto aproximado de un trillón de dólares estadounidenses al año. Si bien las RUU son aceptadas en ciento setenta y cinco (175) países, se estima que su conocimiento y adecuado manejo aún no ha logrado niveles aceptables: se estima que el sesenta por ciento (60 %) de los créditos documentarios presentados a una entidad financiera adolecen de errores e inconformidades que requieren modificaciones mayores o menores.

El libro apunta a dos objetivos principales:
Uno, determina y analiza las normas que conforman el régimen internacional el crédito documentario;
Dos, brinda un estudio del estado actual del grado de asimilación de este régimen normativo dentro del ordenamiento jurídico colombiano.

El libro se divide en siete capítulos. El primer capítulo analiza el marco teórico del crédito documentario a partir de su conceptualización, antecedentes, características, identificación de las partes y sus derechos, así como su clasificación y los términos de uso internacional.

El segundo capítulo describe el régimen normativo nacional e internacional del crédito documentario, donde las RUU, las ISP98 y la normatividad de la CNUDMI ocupan un puesto principal. En el siguiente capítulo, titulado “Instrumentos Jurídicos del Crédito Documentario aprobados por la CCI” se analiza comparativamente los folletos No. 222, No. 290, No. 400 y No. 500, así como se analiza el folleto No. 458 sobre Reglas Uniformes relativas a las Garantías de Primer Requerimiento.

El capítulo cuarto continúan ahondando en el régimen internacional del crédito documentario, haciendo énfasis en la Convención de las Naciones Unidas sobre Garantías Independientes y Cartas de Crédito Contingente, la Ley Modelo de Naciones Unidas sobre Transferencias Internacionales de Crédito y la Prácticas Internacionales en materia de Cartas de Crédito Contingente (ISP98). En el siguiente acápite, el libro aborda la asimilación normativa en Colombia del crédito documentario, analizando el alcance de los artículos específicos del Código de Comercio, el Decreto 2756 de 1976, la normatividad referente a las cartas de crédito Standby y la Circular Externa 07 de 1996 de la otrora Superintendencia Bancaria.


El capítulo sexto hace un recorrido pedagógico y temático de la asimilación jurisprudencial en Colombia a partir de cinco (5) temas esencialmente concurrentes: las partes intervinientes y su relación, las fases que recorre el crédito documentario, el nexo de causalidad, la resolución del crédito documentario y su cesión. Bajo el título de “Asimilación Arbitral del Crédito Documentario” el último capítulo del libro analiza algunos fallos jurisprudenciales de la CCI y de la CCB emitidos sobre el tema, así como su certificación por parte de la CCB como costumbres mercantiles.

Finalmente, el libro en su sección de anexos recopilas las más importantes normas internacionales sobre operaciones de crédito documentario, incluyendo la reciente versión de las Reglas Uniformes, las UCP 600, para consulta y estudio académico de los lectores.
Publicar un comentario en la entrada