Geopolítica y Bloques Comerciales


La Geopolítica posee una tradición intelectual discutida, contestada y polémica y al mismo tiempo se corresponde con una manera de apreciar y de analizar el poder materializado en los territorios.  Sus orígenes históricos inmediatos (a fines del siglo XIX) ligados estrechamente al proyecto expansionista, racista y belicista del nazismo, marcaron un mal comienzo para una disciplina que pretende alcanzar el estatus científico.
La Geopolítica se posiciona en la cartografía intelectual moderna, como un producto típicamente occidental, pero cuyos antecedentes remotos se encuentran en las mas diversas culturas y civilizaciones, lo que permite afirmar que en la historia de la humanidad, desde los tiempos de la antiguedad clásica, subyace una tradición dispersa de reflexión y de conceptualización que vincula a la geografía con la política.
Los antecedentes “prehistóricos” de la reflexión geopolítica han podido discernirse en autores tan lejanos y diversos en el tiempo como Aristóteles, Tucídides, Heródoto, Estrabón, Tolomeo, Sun Tzu, Mei Yao Schen, Ibn Khaldoun, y mas tarde, Maquiavelo, Jean Bodin y Montesquieu.  Pero todos ellos giraron en torno a la noción que la geografía influia determinantemente sobre la vida y la cultura humana, dando pie para que Darwin y sus seguidores (entre los decenios finales del siglo XIX y principios del siglo XX), retomaran y elaboraran la concepción del determinismo greográfico.

Comentarios

Germán Castro Bernal ha dicho que…
Las premisas fundamentales de la reflexión geopolítica, (escapando del darwinismo primario de los primeros 20 años del siglo XX y que permaneció anidado en muchas escuelas militares latinoamericanas) pueden sintetizarse en las siguientes fórmulas:

1º la idea que entre el espacio geográfico y los grupos humanos, se establecen a través de la historia, diversas formas de relación y de interdependencia que se determinan mutuamente (dejando de lado así los determinismos geográficos del pasado). Puede hablarse de una interdependencia humanos-espacio, que opera en el tiempo y en la geografía, articulando relaciones sociales, estructuras políticas, significados culturales, al mismo tiempo que estos procesos tienden a trfansformar el marco físico o territorial donde tienen lugar;

2º la idea que el espacio geográfico y físico, son objeto de procesos voluntarios de apropiación, de control, de dominio, dando forma a la llamada “territorialización“, es decir a la transformación del entorno geográfico como producto de la presencia y la acción creadora humana;

3º la idea que el espacio (geográfico, físico, virtual, comunicacional…) es un territorio o una suma interdependiente de territorios superpuestos, donde se despliegan estrategias, significados, actores y recursos en un juego siempre dinámico de poder.
Germán Castro Bernal ha dicho que…
Geoeconomía:
De la misma manera que la era del petróleo a precio de huevo pasó al baúl de los recuerdos, los alimentos baratos son un asunto del remoto pasado. Después de los incrementos en las cotizaciones internacionales de los productos básicos observados entre el 2007 y el 2008, lo cuales fueron totalmente eclipsados por la crisis financiera y la severa recesión que se tomó al mundo a finales del 2008, los alimentos han registrado aumentos sucesivos en sus precios durante los últimos meses.

El Índice de comida de la FAO corrobora que en los últimos 12 meses los precios de los alimentos han subido 37 por ciento; el alza supera el 60 por ciento en cereales y el 37 por ciento en productos lácteos.

Las proyecciones de largo plazo de los principales centros de investigación del mundo, como el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la FAO de Naciones Unidas y el centro de investigación universitaria agropecuaria por excelencia de Estados Unidos, The Food and Agricultural Policy Research Institute (Fapri), revelan que los precios de los productos agrícolas básicos y, por tanto, de los alimentos, se mantendrán elevados en los próximos 10 años, e incluso después.

Lester R. Brown, director del Earth Policy Institute de Washington, va más allá al afirmar que la comida se ha convertido en el motor a la sombra de la geopolítica mundial, en la cual la escasez de alimentos puede ser la norma en lugar de la excepción.

Hasta hace algunos años, se le prestaba poca atención a la oferta de alimentos o, incluso, a la agricultura. Las hambrunas se localizaban en países periféricos, extremadamente pobres, algunos considerados no viables.

Actualmente, la seguridad alimentaria no es un asunto que se pueda tomar a la ligera, como si fuera una preocupación de otras latitudes.

Por el contrario, las continuas presiones de demanda por mayores volúmenes de comida, especialmente provenientes de China e India y otras economías emergentes, y los rezagos en la capacidad de producción no suficientemente compensados por desarrollos en la productividad, se han traducido en los inventarios más bajos de la historia, lo cual, a su vez, ha generado crecimientos extraordinarios en los precios de los alimentos a nivel planetario.

Las elevadas cotizaciones del petróleo y de los combustibles contribuyen también al encarecimiento de los alimentos, dado que aquellos representan, en promedio, una tercera parte del costo de producción, al menos en el caso de los cereales.

El cambio climático también juega de local, pues por cada aumento en la temperatura global de un grado, la productividad del agro se desploma en 10 por ciento. ¡A proteger y producir alimentos tocan!
Germán Castro Bernal ha dicho que…
http://alainet.org/active/67373&lang=es
Anónimo ha dicho que…
Geopolítica Siglo XXI

Entradas populares de este blog

15. Programación de inventarios