jueves, 17 de marzo de 2016

Nueva Regulación Aduanera en Colombia





Apretar tuercas, pero sin asfixiar, es la frase que mejor define al nuevo Estatuto Aduanero, que reorganizará las reglas de juego del comercio exterior y será presentado y firmado hoy por el presidente Juan Manuel Santos.
Se trata de “una herramienta para facilitar a los empresarios sus operaciones de comercio exterior, la movilización de carga y el uso de instrumentos normativos que permitirá la rapidez en los despachos”, destacó la Presidencia.

Teniendo en cuenta que la médula de la nueva normativa es la gestión del riesgo, el Estatuto servirá para darle la mano a la Ley Anticontrabando, de manera que se pueda combatir ese delito, y el del lavado de activos.
El Estatuto pudo ver la luz luego de siete años, tras los cuales fue objeto de revisiones, inconformidades y ajustes, en un momento en el que el comercio exterior colombiano está golpeado por la caída de las ventas externas, que en enero declinaron 36,6 por ciento en valor y 16,8 por ciento en volumen.
Cabe recordar que el 69,9 por ciento de esta reducción está explicado por la disminución de las exportaciones de combustibles e industrias extractivas.
Ahora, la modernización de las aduanas es una de las exigencias para la aplicación del nuevo Estatuto Aduanero, toda vez que plantea una inspección de la mercancía con tecnología de punta, sin incomodar al exportador. Previamente, hace ya más de un año, se anunció la implementación de escáneres, inicialmente en los puertos, por los que pasa el 80 por ciento del comercio exterior, lo que aún no se ha hecho.
Por lo pronto, “en Colombia se inspecciona físicamente en promedio el 35 por ciento de la carga, mientras que Inglaterra revisa solo el 1,5 por ciento y tiene más efectividad porque maneja perfiles de riesgo”, señaló Javier Díaz, presidente del gremio de exportadores Analdex y uno de los participantes en un conversatorio, hoy, con el Presidente.
Por las tantas novedades que implicará el nuevo Estatuto Aduanero, el director de la Dian, Santiago Rojas, estima que “aunque hay unas normas que entrarán en vigencia tan pronto se firme el decreto, habrá otras que tardarán más: alrededor de 18 meses”.
El Estatuto actual tiene 600 artículos que enredaban las reglas de juego del comercio exterior sin lograr mayor efectividad en la lucha contra el contrabando, mientras que sí torpedeaban la actividad de los comerciantes.
Por ejemplo, los exportadores se quejaban de decomisos de mercancías hasta por simples errores ortográficos en la documentación presentada. Esta situación se acabaría con medidas como una de las que incluye el Estatuto.
Javier Díaz, por su parte, destacó que con las nuevas reglas de juego para el comercio exterior “desaduanar una mercancía solo tomaría 48 horas, frente a las 280 horas que hoy se tarda en ello. Esto, a través de un balance entre control y facilitación”.
De igual manera, el régimen sancionatorio tenderá a ser más duro, pero a la par, habrá operadores económicos autorizados (OEA)
Publicar un comentario en la entrada