jueves, 12 de junio de 2008

Teoría de Alfred Weber

En 1909, otro precursor de las teorías de localización fue el alemán Alfred Weber quien también considera el costo de transporte como la variable clave hacia su modelo, con la diferencia de que su estudio se basa en actividades secundarias, en específico las del sector industrial. Este científico regionalista hace referencia a los recursos a materias primas que sólo existen o se concentran en lugares determinados. Aceptó que la localización de la planta productiva esté influenciada por otros factores (mano de obra barata) que hacen más competitiva la industria, pero supuso que dentro de una región los costos de ese factor eran constantes. Entonces, la característica principal de su modelo se encuentra en un patrón especial de costos fijos y ubicuidad de mano de obra (Carrillo, 2002).El problema principal que observa Weber es ubicar a la empresa o industria que produce un solo bien, en aquel lugar que represente los menores costos de transportes de los insumos necesarios para la producción de dicho bien. También considera a los costos de mano de obra como un factor adicional de la ubicación. (Carrillo, 2002).Bajo el segundo modelo, Weber incorpora otros factores importantes las economías de aglomeración. Estos factores pueden hacer que el costo de producción descienda en algún otro punto; y la planta tendería a instalarse en donde le sea más barato producir. Esto ocurre siempre y cuando el ahorro en los costos de producción supere el aumento de los costos de transporte, ya que la nueva localización no es el óptimo en la reducción de los costos de transporte. Además, supone que si varias empresas manufactureras se encuentran ubicadas en la misma región todas obtienen mayores beneficios. Lo anterior es producto de los ahorros que pueden generarse en las empresas por mano de obra especializada, proveedores, servicios, mercados cercanos entre si, que al trabajar de manera conjunta, disminuyen los costos de transporte. Entonces, las empresas buscan localizarse en los centros urbanos porque la concentración de recursos produce economías a escalas que favorece a las economías de aglomeración. Sin embargo, cada vez más surgen nuevas teorías que consideran otros factores que pueden resultar más importantes que el mero acceso a materias primas baratas o a la fuerza de trabajo en las decisiones de localización de una empresa. (Carrillo, 2002).

martes, 10 de junio de 2008

Long Tail y las Leyes de Distribución

Gráfico 1. (larga cola: color amarillo)

http://eldiabloenlosdetalles.net/2006/08/16/%C2%BFque-es-the-long-tail-parte-i/

Internet y el entorno digital han cambiado las leyes de distribución y las reglas del mercado. La reducción en el coste de almacenamiento y distribución que permiten las nuevas tecnologías, hace que no sea ya necesario focalizar el negocio en unos pocos productos de éxito, en los superventas. Hay que darse cuenta de que ahora existen dos mercados: uno centrado en el alto rendimiento de pocos productos y otro, nuevo y todavía no familiar, basado en la suma o acumulación de todas las pequeñas ventas de muchos productos, que puede igualar o superar al primero. Son el antiguo mercado de masas y el nuevo nicho de mercados, representados por la cabeza y la cola de la conocida gráfica de distribución estadística

Christian Anderson -editor jefe de Wired Magazine- escribió en Octubre de 2004 un artículo en que hablaba de un nuevo modelo de mercado resultado de la era Internet y las nuevas tecnologías que reducen el coste de comunicación y distribución del producto.
Dicho de otra forma, el mercado principal de productos estrella y superventas que tienen una alta rentabilidad y en los cuales se enfocaban los esfuerzos de las compañías hasta ahora tiene, gracias a Internet, una alternativa igual de rentable, ya que es posible que muchos productos minoritarios sumen tanto como un superventas con el mismo coste de inversión.
Como puede verse en el gráfico 1, hay muy pocos productos muy demandados que ofrecen una alta rentabilidad, y muchos mas miles de productos que tienen una escasa demanda y que por costes de inversión (sobretodo publicitaria) resultaban poco rentables o de alto riesgo. Ahora, hemos visto como a través de Internet productos impensables tienen éxito, un motivo es que quizás se incrementa el mercado potencial con costes mínimos en publicidad ya que quien quiere puede ir a tu tienda aunque se encuentre a miles de kilómetros y sin necesidad de conocerla (quiere eso, pero no sabe dónde encontrarlo, así que busca en Internet y te encuentra).
Long Tail significa también no obcecarse invirtiendo excesivos recursos en el producto mas competido sino diversificar dichos recursos en productos menos competidos que, aunque ofrezcan menos rentabilidad sumados superan la que hubieras podido obtener con el superventas además de posicionarte bien en un mercado alternativo que puede ofrecer un repentino crecimiento en un momento dado.